EL PLASMA: UN MODELO PÚBLICO Y ALTRUISTA

En Catalunya, todo el mundo da sangre de forma altruista y la recibe sin pagar nada a cambio. El nuestro es un modelo altruista, en el que miles de donantes cada año dan a cambio de nada, por la simple voluntad de ayudar.

Contrariamente a lo que ocurre en otros países como los EEUU o Suiza, aquí nadie hace ningún negocio, ni con la sangre, ni con los componentes que se obtienen al separarla: los glóbulos rojos, las plaquetas, o el plasma.

La empresa pública que se hace cargo de obtener y procesar la sangre y garantizar que no haya ningún lucro es el Banc de Sang i Teixits. En Catalunya, ni la donación de sangre ni la donación de plasma están sometidas a las leyes del mercado. Ninguna empresa farmacéutica de aquí o de todo el mundo comercializa ni con la sangre, ni con las plaquetas ni con el plasma de los donantes de Catalunya.

Porque se necesitan donantes de plasma?

Necesitamos a los donantes porque ni la sangre, ni el plasma, se pueden fabricar. Tenemos un sistema público de salud que garantiza que todos los enfermos tendrán sangre o plasma para sus tratamientos y no tendrán que pagar nada para poderlos recibir.

Para qué se utiliza el plasma?

Se transfunde a personas que han perdido mucho líquido de golpe porque han sufrido un accidente, los grandes quemados, o para recuperarse después de un trasplante o un tratamiento de cáncer.

Se extraen algunas proteínas que no se pueden fabricar y que son vitales para algunos enfermos. Estas proteínas son consideradas medicamentos y se les conoce como hemoderivados. El Banco de Sangre los envía cada día a los hospitales para el tratamiento de personas con problemas de coagulación en la sangre, como los hemofílicos o los pacientes con enfermedades autoinmunes.

¿Cuánto cuesta el plasma?

El Banco de Sangre necesita la ayuda de la industria para procesar los componentes de la sangre. El coste que tiene cada bolsa de plasma o de sangre, o cada hemoderivado, es el precio que tiene su procesamiento. El BST paga por varios servicios porque tiene que poner a punto la sangre y sus componentes para que sirva para los pacientes que lo necesitan. El Banco de sangre necesita empresas especializadas para toda la cadena de procesamiento: necesita unas bolsas especiales donde almacenar la sangre con el máximo de garantías; necesita tecnología para poder separar los componentes de la sangre por medio de la 'centrifugación'; necesita una empresa especializada en obtener las proteínas del plasma para poder, después, suministrar a los hospitales (este es el caso de Grifols). En ningún caso se vende la sangre ni el plasma a nadie para hacer ningún negocio.

El objetivo de Catalunya para el 2020: tener suficiente plasma para todos los enfermos

En Catalunya, no somos autosuficientes en algunas de estas proteínas que vienen del plasma. Necesitaríamos doblar las actuales donaciones de plasma, que son unas 12.000 al año, para acercarnos a la autosuficiencia. Por ello, necesitamos donantes exclusivos de plasma.

Desde hace unos años, el Banco de Sangre se ha planteado el reto de incrementar progresivamente los donantes hasta conseguir ser autosuficientes en 2020. Este año ya ha habido un aumento del 25%.

El objetivo es cumplir con el mandato de la OMS según el cual lo óptimo es que cada país pueda obtener la sangre y el plasma que necesita a través de las donaciones altruistas.

Mientras tanto, para evitar que ningún enfermo se quede sin el tratamiento, estos medicamentos se traen de otros países. Además, sigue aumentando la necesidad de proteínas de este tipo porque los avances médicos han descubierto que son útiles para muchos tratamientos.

*Comunicación del Banc de Sang i Teixits: "Modelo de donación de plasma en Catalunya"

*Fuente:
Banc de Sang i Teixits

*

Compartir